Boletines, Prensa, Viene más

Discurso de posesión Eduardo Verano de la Rosa 2024 2027

Gobernador del Atlántico

1 enero de 2024

Bienvenidos todos a este Atlántico vibrante que conecta desde el corazón con cientos y cientos de ciudadanos que visionan desde aquí un territorio seguro, lleno de oportunidades para cada miembro de las familias, con una economía sólida que le apuesta a la internacionalización de sus productos y sus talentos, con la proyección de convertirse en el departamento más ecológico, tecnológico, visitado y moderno de Colombia y se ratifique como el vocero de la autonomía de las regiones con el propósito de reducir inequidad social.

Hoy asumo esta responsabilidad como gobernador del departamento del Atlántico con absoluta entereza, y pongo bajo el mando de nuestro Dios Creador a esta tierra que pide a gritos que trabajemos, con determinación y sin vacilaciones, por el derecho de los ciudadanos de vivir en un entorno seguro.

La tasa de criminalidad ha sido una preocupación creciente, refleja una tendencia que también se observa en otras regiones del país. Sin embargo, no estamos solos en esta lucha. La articulación con el Gobierno nacional y otros territorios es fundamental para enfrentar estos desafíos de manera efectiva.

No más miedo frente a la acción incontrolada de la criminalidad, tenemos que transformar ese miedo en valentía, en coraje colectivo en pro de tranquilidad de la familia como eje estructural de esta sociedad que merece ser abrazada por las autoridades para seguir adelante y ese es un compromiso que he conversado mucho con Álex Char, nuestro alcalde de Barranquilla y que con nuestros mandatarios del área metropolitana y del resto del departamento daremos resultados contundentes.

Se hace necesaria la implementación ¡ya! de un plan de seguridad por parte de los gobiernos de los departamentos, distritos y municipios coordinado por el Gobierno nacional y las instituciones pertinentes para generar consensos en los que se combine el uso proporcional de la fuerza del Estado con proyectos sociales que quiten de tajo el oxígeno que da vida a la criminalidad, como el desempleo, la miseria, la desesperanza y la destrucción de la dignidad humana.

La extorsión hay que aplastarla con un programa audaz en materia de prevención y en esto juega un papel muy relevante la articulación de todo el sistema judicial y los organismos de seguridad, y la implementación de herramientas tecnológicas de última generación que desestimulen la comisión de delitos y ayuden a la labor de inteligencia que debe ser más contundente en sus resultados.

Sobre este particular, el presidente de la República, Gustavo Petro y yo coincidimos en que hay que atacar la extorsión, incluso desde las mismas cárceles, porque allí se sigue violentando la tranquilidad de la gente con amenazas y el recaudo abusivo de dineros.

Fortaleceremos la Red de Seguridad Vecinal con mayor inversión en tecnología y equipamiento para fomentar la participación ciudadana en la prevención del delito, a través de la implementación de alarmas comunitarias y patrullajes vecinales.

De igual manera, estableceremos alianzas estratégicas con entidades como el Ministerio de Defensa y la Fiscalía General de la Nación para mejorar los mecanismos de coordinación y cooperación en la lucha contra el crimen.

Somos el Gobierno de la seguridad ciudadana para generar bienestar porque si nuestros entornos son seguros, seguiremos siendo considerados tierra fértil para germinar proyectos empresariales que impacten positivamente en la economía de los hogares. La seguridad tiene muchas aristas, y esta es una de ellas, porque si los ciudadanos se sienten protegidos, el empresario le apostará al desarrollo de su proyecto en este Atlántico sólido y con potencialidades múltiples que está llamado a convertirse en el HUB de las energías renovables de toda Colombia y el gran Caribe al sumar alianzas con todos los departamentos de la región para consolidarnos como el territorio más estratégico en esta materia en el continente americano.

Llegó el momento de las inversiones en materia de ciencia, tecnología e innovación en distintos frentes y la implementación de iniciativas que faciliten la generación de oportunidades para todos los miembros de la familia que se beneficiarán con proyectos como TRIPLE E, estrategia que promueve Educación alineada a la vocación productiva de los municipios, Empleo para los diferentes grupos etarios y apoyo a Emprendimientos de acuerdo a la fase en la que se encuentra el negocio y que incluya desde el más pequeño hasta empresas consolidadas, todo esto con el objetivo puntual que nuestra economía dé un salto con la visión inequívoca de insertarse en los procesos de internacionalización que desde aquí impulsaremos.

¿Y cómo lograremos la internacionalización de la economía? Dando un vuelco total con nuestros empresarios, universidades y sector público, trabajando unidos para lograr un mayor crecimiento económico y buscando dentro y fuera del país oportunidades que mejoren la calidad de vida de la gente de forma categórica y progresiva. Debemos convertirnos en un territorio inteligente, muy bien conectado, que trabaje en orden para eliminar la pobreza extrema y el hambre.

“Atlántico para el mundo” es el nombre de nuestro programa de gobierno y para materializarlo se requiere de la construcción de una gran alianza de los sectores público, privado y la academia que catapulte áreas tan vibrantes y crecientes como el turismo que deben ser pensados con paquetes turísticos que hagan integrar la región Caribe al sumar los talentos de territorios cercanos, en nuestro caso de Bolívar y Magdalena con sus respectivas ciudades capitales que son poderosas en este renglón de la economía, así podremos desarrollar, por ejemplo, la “Riviera Caribe”, proyecto que le dará orden a nuestras playas con una oferta de atracciones de talla mundial.

En 2027, Álex y yo asumiremos un gran reto con el que ya estamos comprometidos: los Juegos Panamericanos que nos dará la oportunidad de mostrar y mejorar nuestra infraestructura vial, los servicios públicos, los escenarios deportivos y la conectividad digital entre otros asuntos que evidenciarán, una vez más, la grandeza de nuestra gente y el poder inagotable que tiene nuestra cultura pluriétnica.

¿Cuál es la importancia de los Panamericanos? Son la mejor herramienta para expandir la visión que tenemos como ciudad y como departamento porque ellos traen una dinámica de primer nivel, desarrollos tecnológicos perfeccionados y la presencia de lo mejor de lo mejor en materia deportiva como antesala de los Juegos Olímpicos. Es, sin duda, la mejor vitrina para ampliar nuestro universo.

Siempre hemos sido vanguardistas, y aún mejor, siempre hemos sido grandes soñadores y optimistas, por eso, hace 16 años, en nuestra primera administración, fuimos pioneros en Colombia en la suscripción de acuerdos de HERMANAMIENTOS con otras entidades internacionales, en aquel momento, era toda una novedad que un gobierno local tuviese manejo de su propia diplomacia.

Con orgullo, más de una década después, observamos como en todo el país esto empieza a ser prioridad para otros gobernantes subnacionales. En Asia, Europa, Norteamérica y América Latina tendremos aliados. Atlántico será ejemplo nacional en diplomacia descentralizada y relación efectiva con los organismos multilaterales. Verán resultados.

Todo esto no solo necesita de manera plausible el concurso de distintos liderazgos, de la relación fluida entre los alcaldes y mi persona, como siempre ha sido en el Atlántico, donde al terminar el debate electoral culminan las diferencias políticas para que los mandatarios elegidos se concentren en el HACER, el PROPONER y el COCREAR y por eso nos ha ido muy bien aquí en este departamento donde alcaldes y gobernadores trabajan de la mano, alejados de egos inútiles, en respuesta a ello, ahí están las obras civiles, ahí están los proyectos sociales que dieron frutos, por eso aprovecho para enviarle un mensaje de afecto a todos los alcaldes de nuestro departamento, a mis colegas gobernadores con quienes haremos posible esta construcción colectiva y muy especialmente al presidente de la República, Gustavo Petro, a quien le decimos que aquí en el Atlántico lo necesitamos, que en el Atlántico es bienvenido porque nosotros como Gobernación necesitamos de la institucionalidad de la Presidencia de la República y del Estado en general porque Colombia es y debe ser un territorio unido en medio de la diferencia.

“Atlántico para el mundo” significa un Atlántico sostenible, un Atlántico que genera valor a través de la descarbonización y el uso responsable de los recursos naturales, donde las energías verdes como la eólica, el manejo de los residuos, el agua como fuente de vida y hasta la producción y comercialización de hidrógeno se traducen en riqueza para nuestra gente que necesariamente tendrá una participación activa así como lo están haciendo las Juntas de Acción Comunal y las organizaciones sociales.

Como ministro de Medio Ambiente lideré proyectos que aportaron a la salvaguarda de la naturaleza, de allí que aplauda la aprobación del decreto 2192 mediante el cual el Gobierno nacional prohíbe plásticos de un uso en el Sistema Nacional de Áreas Protegidas, en los humedales de importancia internacional RAMSAR y ecosistemas de páramos, marinos sensibles y reservas de biósfera. Llegó la hora de proteger tesoros preciados de la región Caribe como nuestro parque Isla de Salamanca y la Sierra Nevada.

En otro frente de acción, la economía familiar y la competitividad no pueden seguir afectándose por los altos costos de la energía eléctrica y las pérdidas que debería asumir la empresa y no el usuario.

No compartimos el objeto del acuerdo número 006 de 2023 mediante el cual se grava con un nuevo impuesto a los generadores de energía limpias, por tal motivo, abriremos espacios de diálogo con el Ministerio de Minas y Energía, la Alcaldía de Álex y el Concejo de Barranquilla para encontrar soluciones de fondo. Aprovecho para anunciar la realización de una Cumbre Energética Regional próximamente para analizar y proponer alternativas para las tarifas que paga la gente y las pérdidas de la empresa que hoy asumen los ciudadanos, y lanzaremos los programas de energías renovables y el fortalecimiento del sistema de transmisión regional para garantizar la confiabilidad del servicio.

Todo este camino transitado hasta aquí nos llena de retos continuos y cada vez más difíciles, lo que en lo personal me motiva muchísimo, no estamos aquí para hacer más de lo mismo, estamos aquí para derribar barreras poderosas como las que nos impone ese centralismo anacrónico e ineficiente que controla el 85% de las riquezas y nos da a administrar a todos los territorios solo el 15% de lo que por derecho propio producimos, lo que afianza la inequidad rampante que vivimos en Colombia, por eso estamos listos para insistir y persistir en un modelo de administración pública que promueva la autonomía política y administrativa.

En mi gobierno honraré la manifestación política del Voto Caribe del 14 de marzo del 2010, en el que la ciudadanía de la región Caribe, en forma pacífica, le dijo al modelo centralista que tiene que abrirle paso a otro de autonomía política y administrativa de los territorios.

Por ello, desde este templo sagrado, con Dios y el pueblo de testigos, propongo a todos los ciudadanos y gobernantes de Colombia que hagamos realidad, en nuestra Constitución Política, la construcción de una estructura territorial federal que dote de competencias efectivas y recursos económicos suficientes a los entes territoriales existentes, todo esto para que el bienestar y la justicia social sean una realidad para el pueblo colombiano.

Solo me queda dar gracias, gracias infinitas primero a Dios por permitirme servirle una vez más a este Atlántico que tanto amo y tomo las palabras de Isabel II, “Una vida de servicio no es un sacrificio, es un honor”

Doy las gracias a mí familia, a mi equipo de trabajo, a los que confiaron en mí con su voto y a todos los movimientos y partidos políticos que con propuestas insuperables aportaron a esta causa que permitirá, a partir de la fecha, compartir con todos los atlanticenses nuestra visión de progreso, siempre amplísima, los proyectos sociales serán robustos, muy humanos, que abracen tanto al más joven como al más viejo como lo haremos con MI CASA BAKANA con el que se le devolverá la dignidad a miles de familias; también planes ambiciosos como el de infraestructura vial que tiene previsto la construcción de 170 kilómetros de nuevas carreteras con el que cerraremos anillos viales vitales para el agro y la competitividad, de allí que materializaremos el anhelado Puente de la Hermandad que unirá al Atlántico con el Magdalena, por el corregimiento de Puerto Giraldo y el municipio de Salamina, tendremos MÁS infraestructura educativa como la nueva sede de la Universidad del Atlántico en el municipio de Soledad que estará ubicada en el colegio Inem, MÁS servicios públicos, MÁS agua potable, MÁS inversión transformadora como lo proyectado con el Distrito de Ciencia, Tecnología e Innovación que haremos en Puerto Colombia, todo esto será inmensamente superior a lo hecho hasta ahora.

Ya iniciamos esta carrera para que el departamento del Atlántico dé un salto hacia un bienestar infinito. Atlántico quiere MÁS, Atlántico merece MÁS y aquí estamos para servir MÁS.
¡Bienvenidos a este Atlántico para el mundo!

Comparte:

Más actualidad

LAS ESTRATEGIAS DE VERANO Y VARELA

Las campañas electorales, desde luego, pueden usar armas para posicionar un candidato y debilitar a su rival directo. Pero también hay límites que no deberían

Completa este test y sabrás cual es el candidato que le conviene al departamento