Prensa

LAS ESTRATEGIAS DE VERANO Y VARELA

Las campañas electorales, desde luego, pueden usar armas para posicionar un candidato y debilitar a su rival directo. Pero también hay límites que no deberían cruzarse. En política, el ‘todo vale’ es una negación de la ética.  Por ejemplo, en México es violencia política lesionar los derechos electorales de las mujeres. Y se castiga.

En una campaña electoral, la estrategia es el componente esencial del marketing político. Lo dicen los expertos. Hoy hablaré un poco de las estrategias de Verano y Varela.

Verano representa la experiencia. Su extensa hoja de vida incluye, entre otros desempeños públicos, constituyente de 1991, ministro de Ambiente y dos veces gobernador del Atlántico. Varela es la juventud. Ha sido concejal de Barranquilla y director de Cormagdalena. Verano es un liberal de toda la vida. Varela fue Cambio Radical y hoy Alianza Verde.

La estrategia de Verano es: “Vender la panela”. Es decir, no hablar mal de sus contrincantes sino ofrecer su propuesta de gobierno a los atlanticenses, resumida en el eslogan: “Juntos podemos más”.

La estrategia de Varela es confundir al electorado. Esta estrategia parece una recomendación surgida de la reunión con J.J. Rendón, el polémico estratega venezolano experto en propaganda sucia, que tuvo lugar en Miami hace unas semanas.

Las campañas electorales, desde luego, pueden usar armas para posicionar un candidato y debilitar a su rival directo. Pero también hay límites que no deberían cruzarse. En política, el ‘todo vale’ es una negación de la ética.  Por ejemplo, en México es violencia política lesionar los derechos electorales de las mujeres. Y se castiga.

A Verano le han enrostrado la edad como si ello fuese una rémora para gobernar y como si la historia política mundial no estuviera llena de mandatarios de edad avanzada que, además, lo hicieron bien.

Otra señal de propaganda negra contra Verano, inspirada seguramente en J.J. Rendón, ha sido achacarle el fracaso de la despulpadora de mango de Los Pandeles.  La verdad es que Verano no tiene velas en ese entierro porque la planta la construyó el Gobierno nacional a través de la Agencia Nacional de Tierras. Se hizo sin estudios de suelos y sin resolver las necesidades de energía, agua y vías. Y lo peor: se edificó sin socializarla con la Gobernación. La ingenuidad de Verano fue dar alabanzas a una obra que no era suya el día de su pomposa inauguración. Eso quedó registrado en un video que han usado para golpearlo.

Varela ha incurrido en la ligereza demagógica de ofrecer hospitales de alta complejidad en Soledad y Sabanalarga, cuando los actuales están habilitados para prestar la mediana y alta  complejidad. Lo pertinente es construir sobre lo construido.

Varela, quien no tiene una sola obra que mostrar, ha retado a Verano pidiéndole que muestre las 860 obras que asegura haber ejecutado en sus dos administraciones. En el remate de la campaña sería bueno contrastar la diferencia de los dos candidatos en ese tema.

 

Tomado de El Heraldo

Comparte:

Más actualidad

Completa este test y sabrás cual es el candidato que le conviene al departamento